• CHNewsMagazine

¿Apruebo o Rechazo?: ¡El plebiscito que enfrenta a Chile!





Hoy partió oficialmente la campaña para el plebiscito del 25 de octubre que llevará a los chilenos a las urnas para determinar si desean o no una nueva Constitución.


Curiosamente, en las últimas elecciones presidenciales, realizadas el 19 de noviembre de 2017, en segunda vuelta, el candidato de la derecha y actual Presidente de la República, Sebastián Piñera, se impuso ante su opositor, Alejandro Guillier, precisamente porque su programa de gobierno se oponía a un cambio de modelo y de constitución.


No obstante, luego de octubre 18 y del pacto social firmado con la oposición para detener la violencia que tenía a Chile bajo destrucción, se acordó un plebiscito nacional para que fuera la ciudadanía quien manifestara sus opciones.


En dicho pacto se impuso la idea de una Asamblea Constituyente, un modelo promovido fuertemente hacia Chile a través de distintos medios por Nicolás Maduro y sus seguidores.


Se trata de un organismo integrado solo por representantes elegidos por el pueblo, que tiene como función redactar la nueva Constitución. Dicho organismo está dotado de plenos poderes o "poderes constituyentes" a los que deben someterse todas las instituciones públicas. Los fracasos gubernamentales y económicos de esta fórmula que han utilizados países como Venezuela y Bolivia han encendido las alarmas para muchos.


Si bien la gran mayoría de los chilenos desea que determinados cambios se realicen para terminar con la desigualdad que históricamente ha marcado al país , no es menos cierto que dichos cambios sí pueden realizarse a través de la actual Constitución, lo que ha quedado demostrado con la serie de leyes que se han aprobado con una celeridad nunca vista para ayudar a la población en tiempos de pandemia.


Ahora bien, el voto es doble este 25 de octubre:

1 Apruebo o Rechazo

2 Convención Constituyente o Convención Constituyente Mixta .


Si gana el "Rechazo" se deberá optar por hacer reformas con el modelo actual. Si gana el "Apruebo", el futuro dependerá del resultado de su segundo voto: Convención Constituyente o Convención Constituyente Mixta.


La segunda plantea un modelo más parecido al de Suecia, donde el organismo está formado en un 50% por integrantes electos y el otro 50% por parlamentarios ya en ejercicio, lo que además de permitir un equilibrio, permite un ahorro sustancial para el país en tiempos de crisis económica, considerando que este trabajo se extenderá por dos años y los integrantes ganarán remuneraciones y asignaciones tan altas como las del actual Congreso.


@CHNewsMagazine